viernes, 25 de febrero de 2011

Grupo de estudio "Las neurosis hoy: síntomas, amor, deseo y goce" a cargo de Marcelo González Imaz

0

Coordina: Marcelo González Imaz

Inicio: 17 de marzo de 2011

Horario: jueves 19 a 20:30 hs. (consultar por otros horarios)

Frecuencia: semanal

Duración: Marzo – Noviembre

Informes e inscripciones: 2.707.14.91 o mgimaz@adinet.com.uy

Fundamentación

En el tiempo de los DSM, donde se privilegia la noción de Trastorno (agrupación-exclusión de síntomas) frente a la de Estructura, se fragmentan y diluyen los cuadros clínicos a tal punto que muchas veces se vuelven borrosos los límites entre psicosis y neurosis. Como consecuencia, las variantes clínicas que Freud encontró en su trabajo clínico con la neurosis - histeria, neurosis obsesiva y fobia – han desaparecido de los manuales psiquiátricos.

La ciencia no es imparcial en este punto, con un discurso que busca explicaciones en los genes y los neurotransmisores, pretende reducir lo humano a un organismo biológico que desestima al cuerpo, creado por un sujeto a partir de las leyes del lenguaje. Lo que resulta de esta búsqueda es la proliferación de síndromes y trastornos que intentan tipificar y clasificar los padecimientos psíquicos. En definitiva asistimos a un discurso científico que produce lo que analista español Manuel Fernández llama la “forclusión del sujeto”. Este auxilio que le presta la ciencia al discurso capitalista llega para instaurar una hegemonía basada en las leyes del mercado cuya finalidad es el consumo. Considerar esta transformación compete al psicoanálisis porque todo cambio a nivel del discurso acarrea cambios a nivel del sujeto.

LA HISTERIA es la abanderada a la hora de ponerse a tono con los tiempos que corren, históricamente ha sido así, su gran permeabilidad a los significantes de su época y la plasticidad implícita en su estructura la hacen extremadamente versátil y cambiante. Si bien la histeria continua denunciando con su cuerpo sufriente el mal que la aqueja, ya no lo hace a través de las grandes parálisis histéricas que observaba Charcot. Hoy en cambio denuncia la falta de saber del Otro acerca de lo que le pasa, de otra manera, una de sus modalidades de presentación es, por ejemplo, la fibromialgia.

Por el lado de LA NEUROSIS OBSESIVA, la cuestión es menos plástica, también por una razón estructural. Si bien se ha diluido como tal, aún figura en el DSM IV, obviamente que lo hace como trastorno, actualmente como TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo). Pero la neurosis obsesiva no se reduce a esta caricaturización sintomática a la cual se la pretende llevar. El mismo concepto de clínica del detalle que Lacan utilizara para las psicosis, es aplicable a esta neurosis, también en este terreno podemos hablar de fenómenos elementales en los cuales reconocer la obsesión, como posición subjetiva, más allá de lo que podemos llamar comportamiento típicamente obsesivo.

En el caso de LA FOBIA nos encontramos con que es considerada por la psiquiatría como una conducta excesiva e irracional cuya causa se busca por el lado del objeto o de una situación, y de sus descripciones. De este modo ha sido reducida a una exhaustiva, pero inagotable lista de “fobia a …”. El psicoanálisis la concibe como un fenómeno relacionado a la estructura y en ese sentido se renueva la interrogante sobre su estatuto ¿Podemos considerarla hoy una entidad clínica específica de la neurosis o es una placa giratoria que en tiempos de estructuración subjetiva hará desembarcar al sujeto en la histeria o la obsesión?

Objetivo

En el nuevo escenario conformado a partir de los cambios que la actualidad ha impuesto a nivel del discurso y del sujeto; y tomando como ejes de análisis al síntoma, al amor, al goce y al deseo:

1 – centrar la discusión en la neurosis como estructura y posición subjetiva

2 – desde ese enfoque, analizar las variantes clínicas de la neurosis - histeria, neurosis obsesiva y fobia – y sus modos de presentación actuales.

Programa

La neurosis como posición subjetiva

¿Cómo funciona el inconsciente?

La estructuración del sujeto: la lectura lacaniana del Edipo

Falo, deseo y fantasma

La represión

El síntoma: placer y goce

Histeria

El síntoma histérico

El amor al padre

La histérica ante el amor, el deseo y el goce

La actualidad de la histeria

Histeria y feminidad

El goce fálico y el goce Otro o femenino

Estudio de casos clínicos

Neurosis obsesiva

Neurosis obsesiva y TOC

El síntoma obsesivo y su relación con el histérico

El amor en el obsesivo

La posición ante el deseo del Otro y el goce

La función del padre en la neurosis obsesiva

La actualidad del obsesivo

Estudio de casos clínicos

Histérica y obsesivo: una pareja ideal

Fobia

La angustia: punto nodal de la fobia

El objeto o situación fobígena y el cuerpo del fóbico

El mecanismo del síntoma fóbico

Edipo, castración y simbolización en la fobia

El fantasma de devoración

La fobia y el Nombre-del-Padre

El goce en la fobia

¿Entidad clínica o placa giratoria?

Estudio de casos clínicos

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada